COVID-19, aspectos básicos del virus y de esta enfermedad

Ante todo, mucha calma

Los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades en animales y humanos. En nosotros, causan infecciones respiratorias leves (resfriado común) hasta las más graves (síndrome respiratorio agudo severo, o SRAS). En este artículo queremos transmitir un mensaje de atención, precaución y calma para todos los afectados por el párkinson.

Coronavirus y COVID-19, aspectos básicos

Este brote pandémico estalla en Wuhan, China, en diciembre de 2019. Hablamos específicamente de COVID-19, una variedad de la familia de los coronavirus. Se llama comúnmente con el nombre familiar, para evitar tecnicismos. Se compara con la gripe común, debido a los síntomas tan parecidos que comparten.

Los síntomas más comunes son fiebre, cansancio y tos seca. También puede existir congestión nasal, dolor de garganta, diarrea, dolores o rinorrea. Es mortal para el 0,7% de la población, y sólo una de cada seis personas que contraen la enfermedad lo hacen de forma grave.

Propagación y grupos de riesgo

De hecho, puedes ser portador y no mostrar los síntomas, hecho más probable que el de contraer una enfermedad grave. Este aspecto y la forma de propagar el coronavirus es lo que más preocupa a la sociedad: no se puede determinar, a simple vista, si se tiene o no.

Y además se propaga por contacto. Suele asociarse a las gotículas de la nariz o la boca que tosemos o exhalamos. Estos pueden caer en objetos que luego toquen a otra persona, aunque es más fácil contraerlo por el contacto directo. Lo mejor, en este caso, es mantenerse a más de 1 metro de una persona que presente los síntomas.

¿Quién es parte de la población de riesgo? Aquellos que tengan afecciones médicas preexistentes, como enfermedades cardiacas, diabetes… Y también a grupos con enfermedades inmunodeficientes, como el cáncer o los portadores de VIH.

Afecta también en mayor medida a las personas mayores, y aquí es donde entra en juego la enfermedad de Parkinson, ya que una gran parte de los pacientes con EP son mayores de 60 años.

¿Afecta el coronavirus en mayor medida a los pacientes de párkinson?

Al ser la edad promedio de inicio de la enfermedad los 60 años, los afectados por el mal de Parkinson son población de riesgo, pero no en mayor medida por los síntomas ni lo que causa la enfermedad. Ésta, al no ser inmunodeficiente, no afecta a la probabilidad de contagio, pero al tener riesgo de complicaciones de ciertos síntomas del párkinson, sí afecta a la manifestación de los síntomas del coronavirus.

Entonces nuestra única opción es revisar bien las medidas cautelares y, ante el mínimo indicio, llamar por teléfono al número habilitado en tu CCAA (https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/telefonos.htm).

Medidas que debemos asumir todos

En el día a día, hay algunas precauciones que debemos tomar:

  • Lava tus manos. A menudo, y después de estar en zonas con más gente, con agua y jabón.
  • Desinfectante de manos. Es eficaz si contiene al menos un 60% de alcohol.
  • Limpia tu alrededor. Utiliza toallitas desinfectantes antes de coger objetos a tu alrededor.
  • Evita el contacto con enfermos de COVID-19.
  • No te toques ojos, nariz ni boca con las manos sin lavar.
Medidas en el coronavirus para el paciente de EP

Aunque no haya medidas preventivas especiales para el párkinson, sí debemos tener algunas cosas preparadas:

  • Listado de medicamentos. Nombre, concentración, dosis y tiempos de toma.
  • Listado de médicos.
  • Kit básico de visita al médico.
  • Tarjeta sanitaria de la Seguridad Social.

Un mensaje de calma ante el coronavirus

Queremos decir que, ante toda la información que encontramos en los medios y en la sociedad, hay que permanecer tranquilos. Al ser una enfermedad desconocida, con una alta capacidad de contagio, pero baja mortalidad, lo mejor es practicar las medidas comentadas y cualquier sugerencia gubernamental.

Entendemos la preocupación. La situación actual implica cumplir con las recomendaciones que desde las autoridades políticas están transmitiendo y ser paciente. Es una situación excepcional y las decisiones de los expertos ayudarán a poder llevarla lo mejor posible.

Además, si quieres conocer más información sobre este tema, no dejes de visitar estos dos artículos de nuestros compañeros de Curemos el Párkinson: