FUTURO EN EL TRATAMIENTO DEL PÁRKINSON

«LA INVESTIGACIÓN HA LLEVADO A CONOCER MEJOR LOS MEDICAMENTOS QUE TRATAN LA ENFERMEDAD»

María José Martí Domenech | Neuróloga | Unidad de Párkinson y Trastornos del Movimiento del Hospital Clínic

La Levodopa revolucionó el tratamiento del párkinson como suplidora de la dopamina. Pero esta enfermedad ha desarrollado sus fármacos en los últimos 40 años, y parece que la investigación solo aumenta hacia el futuro. La biología molecular, la genética, el conocimiento de los núcleos cerebrales implicados, etc., han contribuido a conocer mejor, a nivel molecular, como se desarrolla el párkinson.

LOS ENSAYOS CLÍNICOS

Mediante ensayos clínicos es como se prueban los diversos fármacos en la actualidad. Actualmente encontramos cuatro estadios, en referencia a la prueba en humanos:

  • Fase 0. Prueba en laboratorio y modelos animales.
  • Fase 1. Primera prueba en humanos, en general sanos.
  • Fase 2. Personas afectadas por la enfermedad.
  • Fase 3. Población más amplia y representativa.

Actualmente hay una gran variedad de potenciales fármacos para el párkinson en desarrollo. Es decir, aún sin comercializar y sin haber aprobado su uso. Cuando un fármaco está aprobado también se pueden hacer estudios de investigación. Estos son los estudios fase 4.

Fármacos sustitutivos y no dopaminérgicos

Los fármacos sustitutivos del déficit dopaminérgico tienen las propiedades de la levodopa (convertirse en dopamina), aunque intentan evitar las fluctuaciones ON y OFF que causa este medicamento. Algunos de los estudios actuales son:

  • Fase 3 de levodopa en comprimidos que actúa con un mecanismo de retención gástrica.
  • Fase 2 y 3 de infusión subcutánea continua de levodopa.

En cuanto a los fármacos no dopaminérgicos, se centran en estudiar otros neurotransmisores diferentes a la dopamina, como la adenosina y el glutamato. Con la primera se relaciona la cafeína y el tozadenant (fase 3). Con el glutamato se relaciona la amantadina, la buspirona y el zomiltriptán.

Fármacos modificadores y terapia alfa-sinucleina

Al surgir la necesidad de encontrar estrategias que supongan grandes avances terapéuticos, se está investigando con fármacos que podrían modificar la progresión de la enfermedad de Parkinson. Actualmente encontramos:

  • Fármacos que actúan sobre la mitocondria, que se ha comprobado que no funciona adecuadamente con el párkinson. Aquí se estudian los medicamentos contra la diabetes adulta, como la exanatida.
  • Fármacos que actúan sobre la oxidación, como la inosina (se cree que es neuroprotector) u otros que actúan sobre los depósitos anormales de hierro.
  • La terapia génica también persigue este objetivo. Se aplica un gen o material genético que modula la función o la biología celular del paciente.

Por último, se cree que la acumulación de agregados de alfa-sinucleina en las neuronas juega un papel crucial en el origen y desarrollo de la enfermedad. Por esto se investigan diferentes compuestos que quieren eliminar o inactivar esta proteína.

Hay estudios que tratan de reducir el nivel de agregados mediante inmunoterapia pasiva o activa. En la activa (vacunas) se administran subcutáneamente pequeñas partículas de proteínas, con la idea de que se desarrollen anticuerpos (fase 2). En la inmunoterapia pasiva se utilizan anticuerpos monoclonales contra la alfa-sinucleina (fase 2). Por último, también se investigan pequeñas moléculas que bloquean o modulan esta agregación.

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE EL FUTURO DE LOS FÁRMACOS PARA EL PÁRKINSON?
DESCARGA AQUÍ
Dra María José Martí

AUTORA

Dra. María José Martí

NEURÓLOGA

¿tienes alguna duda?

contacta con nosotros

Acepto los terminos y condiciones
Fundación Española de Ayuda a la Investigación en Parkinson utilizará estos datos para la puesta en contacto o eventual respuesta a las cuestiones planteadas o a la información solicitada, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario, el cual podrá ser revocado en cualquier momento. Más información en Política de privacidad