Enfermería y Párkinson. Capítulo 7: Situaciones especiales

Personalizar, valorar y atender cada caso

Los pacientes presentan una sintomatología que precisa de diferentes cuidados. Los distintos profesionales que trabajan dentro del equipo interdisciplinar aportan muchos puntos de vista y estrategias diferentes. Así, tanto el cuidador como el paciente podrán obtener beneficios de ello. Es por lo que las situaciones especiales en esta enfermedad cobran tanta importancia.

La séptima y última parte del manual “Cuidados de enfermería en la Enfermedad de Parkinson” se centra en estas situaciones. A lo largo del manual hemos visto los síntomas y trastornos más característicos de esta enfermedad, pero ¿qué sucede cuando se junta con otros supuestos?

Situaciones especiales. La enfermedad en la vida diaria

Cuando la enfermedad evoluciona, se deben estudiar los diferentes fármacos y sus combinaciones. Existe también el apoyo en terapias rehabilitadoras no farmacológicas. A día de hoy se realizan muchas líneas de investigación a nivel mundial, aunque, como ya hemos dicho, la enfermedad evoluciona de forma diferente en cada paciente.

Las terapias no farmacológicas son igual de importantes que la toma de fármacos. En fases iniciales no son tan importantes, pero cuando avanza la enfermedad se vuelven imprescindibles. Estas terapias mejoran la movilidad, los síntomas no motores y las relaciones sociales, de tanta importancia para el estado emocional del paciente.

Las personas en estadios avanzados deben dejar de conducir, ya que sus facultades y habilidades se ven mermadas. Es importante aquí la comunicación entre el paciente y el profesional, que debe ajustar el tratamiento y hacer ver al paciente que hay otros métodos de desplazarse. Cobra vital importancia el buen uso de transporte público.

La vida laboral de los pacientes también se puede ver afectada. Los enfermeros y demás profesionales deben asesorarles para que puedan seguir llevando su rutina laboral. En estadios avanzados de la enfermedad, puede ser necesario un cambio de trabajo o incluso dejarlo. El trabajador social debe asesorarle en todos los pasos a seguir.

La higiene ayuda a conservar el estado de la piel, que es un órgano barrera y protector. La práctica de la higiene puede ser difícil por la falta de movilidad. También por la especial atención en prevenir y detener ciertas lesiones en la piel, como úlceras e infecciones. La higiene afecta a la piel, pero también a la boca, manos…

Situaciones especiales. Alcohol, y otras enfermedades

Muchas veces, los pacientes achacan al párkinson todo lo que les pasa. Se debe entender que esas dolencias pueden ser debidas a otras causas. El médico de atención primaria les ayudará a resolverlo de manera eficaz. Los pacientes de Parkinson se pueden y deben vacunar de la gripe, y, si tienen una dieta equilibrada, no necesitarían complementos vitamínicos.

En cuanto a los ayunos prolongados, los pacientes pueden necesitarlos antes de realizar determinadas pruebas, intervenciones quirúrgicas u otros. Los profesionales deben prever que no se va a poder realizar la toma de medicación habitual, y recurrir a otras vías de administración. Es normal que, ante esto, empeoren los síntomas y se tarde un tiempo en regresar a la calidad de vida.

La ingesta del alcohol es otra pregunta recurrente. Dado que no se conocen las implicaciones en el tratamiento o síntomas del paciente, la respuesta debe ser un no siempre.

Situaciones especiales. Embarazo y verano

En verano, la sintomatología OFF del párkinson, como insomnio, hiperdrosis o fatiga se hace más frecuente. Las mejores medidas son evitar lugares excesivamente calurosos, usar prendas de vestir que ayuden a transpirar. También es importante vigilar la ingesta de líquidos ni salir de casa en horas críticas de calor.

En cuanto a Parkinson en mujeres embarazadas, los niños no tendrán el problema de contraer esta enfermedad. Las madres, si se encuentran en estadios iniciales, no tendrán problema en realizar su cuidado por muchos años. Aun así, se tiene escasa información de cómo afectará el embarazado a la sintomatología clínica de la madre.

Los anexos que incluye este apartado son tres: cuidados en general, consejos de cuidados en la piel y un glosario de los términos más importantes de esta enfermedad.

Estas situaciones especiales son un asunto que preocupa a cuidadores, familiares, enfermeros y pacientes de Parkinson. Pero no es el único. Descarga el manual entero y entérate de otros temas.

¿Quieres saber más sobre el papel de la enfermería en situaciones especiales?