Conocer, comprender, ayudar. Los cuidados de enfermería para párkinson

Todos los implicados en la Enfermedad de Párkinson son importantes en la lucha contra el párkinson

Cada 12 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermería. Este 2021 y el año pasado, más que ningún otro, hemos sentido la implicación y dedicación de este equipo de profesionales dispuestos a enfrentarse a cualquier dificultad. Su lucha diaria con la Enfermedad de Párkinson nos lleva a preguntarnos, ¿cómo ofrecen estos profesionales los mejores cuidados de enfermería para pacientes/personas con párkinson?

Florence Nightingale, fundadora del primer modelo conceptual de enfermería, nació un 12 de mayo, es por lo que este día se conmemora a todas y todos los que vinieron después. El lema de este día internacional en 2021 es: “Una voz para liderar, una visión de futuro para la atención de la salud”.

Esto recalca la labor de un año complicado, pero sin perder la mira hacia mejoras que harán su trabajo más eficiente en el futuro.

Las múltiples facetas de la enfermería

Los cuidados de enfermería para párkinson

El papel del enfermero de párkinson, cuando están familiarizados con esta dolencia, es clave para enfrentarse al avance de la enfermedad. En resumen, su labor es apoyar, física y psicológicamente, al paciente, mientras que se encarga de recomendarle ejercicios y cuidados en casa.

También es importante su papel cuando, si se cuenta con las Unidades de Diagnóstico y Tratamiento de Párkinson en el hospital, hay que fomentar la sinergia entre todos los profesionales implicados en la Enfermedad de Párkinson. Recuerda que, aunque el neurólogo es el profesional más conocido, los psicólogos, fisioterapeutas, geriatras y más son indispensables.

Quizás el valor menos conocido pero muy importante es el de la información. Las visitas con el neurólogo son un tiempo valioso, y se complementan con las visitas al profesional de enfermería. El enfermero tendrá más datos sobre talleres, cursos, asociaciones y actividades que realizar en nuestro día a día.

En resumen, la enfermería en párkinson se ocupa de:

  • Conocer el historial del paciente
  • Mantener la buena comunicación entre profesionales
  • Informar al paciente
  • Seguir correctamente los síntomas

La labor de cuidar y curar

Cuando alguien decide iniciar la tarea de enfermería, lo hace desde la vocación, la pasión por una profesión basada en el contacto diario con los pacientes, la cercanía y una variedad de funciones imprescindible en un hospital.

Recuerda que nuestro Manual de Enfermería en la Enfermedad de Parkinson está disponible gratis en este enlace

Y cerramos con una frase de la propia Florence, que resume perfectamente el trabajo de estos profesionales: “La observación indica cómo está el paciente; la reflexión indica qué hay que hacer; la destreza práctica indica cómo hay que hacerlo. La formación y la experiencia son necesarias para saber cómo observar y qué observar; cómo pensar y qué pensar”.