La salud mental, clave para la calidad de vida en la enfermedad de Parkinson