Aún en esta situación, debes seguir con tu tratamiento actual en párkinson

La situación que vivimos hoy en día nos obliga a extremar la precaución pero a continuar con nuestro día a día

Ante la situación de confinamiento que vivimos actualmente y las medidas de salida de estado de alarma que ha comunicado el gobierno recientemente, nos han llegado muchas dudas sobre la continuidad en el tratamiento actual del párkinson. ¿Nuestra opinión? Esta enfermedad exige que se siga realizando el seguimiento con normalidad, tomando las medidas oportunas. Te explicamos en cuatro puntos por qué no hay que pausar la importante relación médico-cuidador-paciente.

Premisa 1: El seguimiento en el tratamiento actual del párkinson exige continuidad

Las enfermedades neurodegenerativas no tienen aún cura, sino cuidados que retrasan el avance de la enfermedad. Esto exige que el contacto con el médico y el seguimiento del paciente se realice con normalidad. Una pausa o interrupción en algún tratamiento, sobre todo cuando involucran fármacos, puede ser fatal para la calidad de vida del paciente.

Por ello nuestra primera recomendación es no interrumpir el tratamiento actual del párkinson por decisión propia: podemos arriesgarnos a empeorar mucho la situación del paciente.

Los pacientes de párkinson y su relación con la Covid-19

Al tratarse de una enfermedad neurodegenerativa, pero no inmunodeficiente, los pacientes de párkinson no tienen más predisposición que una persona sana a la Covid-19. Te lo contamos más a fondo en nuestro anterior artículo, pero en resumen:

  • Los enfermos de EP son población de riesgo si fueran ya mayores de 70 años, pero simplemente por la edad, no por la dolencia.
  • Los síntomas de la EP no se relacionan con una mayor aparición de la Covid-19, aunque algunos relacionados con el aparato respiratorio y digestivo si pueden empeorar al contraerla.
  • Las medidas a seguir son las mismas que para toda la población: higiene, desinfección y evitar el contacto con enfermos.
  • Puedes realizar tus ejercicios dentro de casa para mantener la forma física.

Premisa 3: Acudir al hospital para el tratamiento actual del párkinson

Muchos temores de los pacientes de EP es acudir al hospital y contagiarse de la Covid-19. Este principal freno no debería ser un problema si seguimos las medidas recomendadas para acudir a estos centros. Los más importantes:

  • Lavado y desinfección de manos al entrar y salir.
  • Llevar guantes y mascarilla correctamente puestos.
  • Mantener la distancia de seguridad y evitar aglomeraciones.
  • Pedir cita previa y contactar con el hospital antes de acudir.

Desde aquí queremos lanzar un mensaje de tranquilidad: estos lugares suelen ser seguros y estar muy controlados en la actualidad. No debes preocuparte, pero sí preparar la visita con más esmero.

Premisa 4: ¿usas el teléfono?

El seguimiento del tratamiento actual en párkinson también puede beneficiarse de la tecnología. Muchos profesionales y centros sanitarios han puesto a disposición de pacientes que requieran continuidad un teléfono en el que consultar dudas. En lugar de tener que acudir al hospital ante cualquier interrogante, se puede llamar y solucionar esa duda en un instante. Así evitamos colapsar el sistema de salud y podemos seguir viviendo con normalidad.

Después de estas premisas recordamos lo importante: ante cualquier empeoramiento agudo o síntomas agudos relevantes, es necesario acudir a Urgencias. Se han visto demoras en pacientes con ictus o infarto de miocardio y esto es una emergencia que hay que tratar cuanto antes, los minutos cuentan.

Y antes todo, debes informarte porque dependiendo de la Comunidad Autónoma o Área Sanitaria, la atención de los pacientes puede ser diferente, entendiendo por supuesto la gravedad de la situación actual y la necesidad de priorizar en función de los recursos disponibles y emergencias que atender.